¡Hobbies hasta que me muera!

Un señor de 80 años, se va a hacer Rapel con camisa y pantalón de pinza. Me imagino la cara del monitor al verlo llegar. ¡Aleh, vengo a hacer rapel!

“Los hobbies son imprescindibles, ¡y más pa jubilaos! Cuando se me acaba una cosa, pues me busco otra”

Desde que se ha jubilado, mi padre ha escrito un libro sobre genealogía, un libro de espeleología, ha construido una maqueta de tren con 30m de vías y ahora le ha dado por el barranquismo.
 

“Esto lo hemos hecho porque nos hemos juntado tres locos”

“Mi hijo, el monitor y yo. Bueno, el monitor debió confiar en mis años de espeleología (aunque hace más de 50 años de eso) y que mi hijo me debió vender muy bien “.

Tres locos, tres aventureros, tres inconscientes o tres personas que confían en si mismas y en su capacidad de superación. Con casi 80 años y 7 stens, él sabía lo que podía y no podía hacer, por eso evitaron subir cuestas y fue principalmente bajada. ¡Y que bajada! El barranco Es Lli, 13 rapeles, 4.5 horas. Superó el reto y ¡es feliz!

Los hobbies nos ayudan a liberar endorfinas (consideradas la droga de la felicidad), a dedicarse tiempo a uno mismo, motivarse y ponerse objetivos. A veces vienen personas a mi consulta deprimidas y vemos una falta de ocio. Por dedicar más tiempo al trabajo o a diversas tareas, se olvidan del ocio que es muy importante para tener un buen estado anímico y como vemos en Juande también muy jovial. Y es que no lo recuerdo sin algún hobby en marcha. “Cuando vaya a la fisio y me diga que tengo bien el hombro, ¡repito!, tengo una tendinitis de hace tiempo que me voy a curar”.

Los hobbies no tienen porque ser deportes de aventura, pueden ser cosas que hacer en casa, fuera de casa, a solas, con gente, pueden ser más caros o gratis. Y nos ayudan a conectar con esa mente de principiante, que explora, que se pone desafíos, que sale de su zona de confort. Nos permiten, aprender, crecer y potenciar talentos. Mi padre va a cumplir 80 años y es la persona más jovial que conozco, él lo tiene muy claro, no quiere estancarse en la rutina y quedarse viendo la tele que es lo fácil y cómodo, quiere seguir descubriendo y experimentando.

No sabíamos que se iban a hacer rapel. De haberlo sabido, ¿cómo habría reaccionado? 1º ¿Estáis locos? (alarma), 2º ¿Por qué no le pides al cardiólogo si puedes hacer rapel papá? (precavida), 3º Bueno si te hace ilusión… Aceptando que mi padre es como es, con sus ideas de bombero, cuando se le mete algo en la cabeza no para hasta acabarlo. ¿Y quien es nadie para meterse con los hobbies y las ilusiones de los demás? Hay que vivir la vida como uno quiera.

En fin buena gente, yo no sé si son locos, aventureros, confiados o inconscientes (o todo ello) y la verdad es que me da igual, la cuestión es que yo firmo por una vejez llena de hobbies e ilusión. Así que tendré hobbies hasta que me muera.

¡Que nada ni nadie te corte tus alas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s